Guía sobre el osmio: usos, historia y propiedades

definicion de osmio

El osmio es un elemento químico que se ha clasificado bajo el número atómico 76 y se ha incluido dentro del grupo 8 de la tabla periódica de elementos. El osmio también es conocido bajo las siglas Os.

Cuando hablamos de osmio, estamos hablando de un metal de color blanco tirando a gris. Esta variedad de metal de transición destaca por ser sólido pero a su vez muy frágil, de aquí que cuando se trabaja con el metal siempre hay que hacerlo con mucho cuidado. A esto hay que añadir que el osmio destaca por ser un metal escaso y que cada vez tiene más demanda, de aquí que el precio no pare de crecer en los mercados que lo cotizan.

No hay que olvidar que el metal siempre se clasifica dentro del grupo de platino.

Tras conocer las características básicas del osmio, vamos a dar paso a ver información detallada del mismo.

Negocia con plata con el mejor broker de trading del mercado

Entre el 70 y el 92% de los clientes pierde dinero cuando hace trading con los proveedores de CFDs y Forex – El trading de CFDs implica mucho riesgo. Puede perder todo su capital.

Propiedades del osmio

Hay que tener claro que en su forma metálica cuenta con un color blanco grisáceo. A esto hay que añadir que es duro aunque frágil y muy brillante, de aquí que comience a estar muy cotizado en el mundo de la joyería. Eso sí, es complicado encontrarlo en forma sólida.

Lo más común es obtener el osmio en polvo, aunque hay que recordar que cuando el osmio está en forma de polvo y está en contacto con el aire, se forma tetraóxido de osmio, o lo que es lo mismo, nos encontramos OsO4. En este caso, el metal se comporta como un compuesto muy tóxico y muy peligroso, sobre todo para la vista, de aquí que haya que manipularlo con muchas medidas de seguridad. Cuando el osmio se encuentra en OsO4, no solo es tóxico, sino que es muy volátil y sobre todo cuenta con un fuerte olor.

No hay que olvidar que también se conoce el oSo2 o lo que es lo mismo, dióxido de osmio. Junto a los fluoruros y los cloruros forma diferentes oxoaniones.

Es importante dejar claro que el osmio en su forma pura solo se usa para las aleaciones a la hora de endurecer el platino, aunque en otras ocasiones también se puede usar como catalizador.

Propiedades atómicas del osmio

caracteristicas del osmio

Radio medio: 130 pm

Electronegatividad: 2.2 dentro de la escala Pauling

Radio atómico: 185 mp dentro del radio de Bohr.

Radio covalente: 128 pm.

Estados de oxidación: lo podemos encontrar desde el -2 hasta el 8.

Propiedades físicas del osmio

En estado ordinario lo solemos encontrar en estado sólido.

Empiece a negociar CFDs de oro (Servicio Plus500)

El 76,4% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

El punto de fusión se sitúa en los 3033 grados, mientras que el punto de ebullición se eleva hasta los 5012 grados.

Cuenta con una estructura cristalina con forma hexagonal.

El osmio tiene una conductividad eléctrica de 10.9 S/m y una conductividad térmica de 87.6 W/(K-m).

Conocidos estos datos, es importante añadir que el osmio cuenta con una gran densidad. Concretamente podemos decir que es elemento natural que tiene más densidad en nuestro planeta sin ningún tipo de manipulación. Incluso es más denso que el Iridio. Y como has podido ver anteriormente, el osmio cuenta con una temperatura de fusión y ebullición realmente alta.

Un poco de historia del osmio

La palabra osmio viene de la evolución de la evolución de la palabra griega Osme. El significado de esta palabra es olor. Se le dio este nombre seguramente porque es un metal con un olor potente y bastante desagradable, de aquí que se pueda decir que el nombre es muy descriptivo.

como se descubrio el osmio

Se tiene constancia que la primera persona en descubrir el osmio fue Smithson Tennant en Inglaterra. Concretamente lo descubrió en el año 1804 y a partir de ese momento el osmio ha ido ganando protagonismo en nuestras vidas. Tenannt lo descubrió en el resido insoluble en agua regia del platino bruto, formada por ácido nítrico y ácido clorhídrico. Se dio cuenta de que el residuo era de color oscuro y además era insoluble. Dentro de ese residuo no solo encontró osmio, sino que también encontró iridio.

Como se obtiene el osmio

El osmio se obtiene principalmente de la arena que cuenta con iridio, platino y poca cantidad de otros metales.

Para poder obtener este metal, lo que se hace es crear un gran proceso de enriquecimiento de la arena y finalmente se trata a través de agua regia. A través de esta fórmula se consigue obtener el platino. Más tarde se tiene que separar del rutenio a través de la reducción de alcoholes. Esto provoca una importante precipitación de OsO4. Finalmente, para conseguir un osmio puro, se realiza a través del sistema de destilación.

Como has podido comprobar, obtener osmio no es fácil, de aquí que el valor de mercado sea cada vez elevado.

Hay que tener claro que el osmio ocupa el puesto 73 dentro de la clasificación de abundancia, lo que demuestra que no es de los más abundantes dentro de nuestro planeta y se encuentra en puestos cercanos a otros metales como el platino o el oro.

Si quieres saber de dónde se saca este metal, debes saber que los principales yacimientos de osmio se sitúan en Japón, América tanto del norte como del sur, Tasmania, los Urales y sobre todo en Borneo.

Para que te hagas a la idea, los depósitos de los cuales se extrae el osmio se dividen en dos, el primario y el secundario. En los depósitos primarios se dan lugar minerales como el cromo, hierro, o níquel, los cuales suelen contener buenas concentraciones del osmio. Mientras que en los depósitos secundarios se centran en metales de platino que se combinan con osmio.

Invierte en metales con el broker líder de Latinoamérica

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs

Me parece importante mencionar que las aleaciones naturales de osmiridio y iridosmio son las más comunes.

osmio y platino nativo
Pedazos nativos de platino con osmio

Principales usos del osmio

El osmio se suele usar principalmente para fabricar pivotes, puntas… para conseguirlo se apuesta por la aleación de osmiridio.

En muchas ocasiones podemos ver como el osmio se usa como aditivo para conseguir aleaciones que permitan que otros materiales consigan un nivel de resistencia más elevado. Una de las aleaciones más comunes es con el platino.

También se fabrican bolis. Para poder fabricar bolígrafos es necesario usar aleaciones de una dureza importante del osmio con otros elementos dentro del grupo del platino.

Se usa para que reaccione con algunos compuestos como los alcalinos o el flúor. Hay que recordar que al rojo vivo se oxida con gran facilidad en el aire, lo cual provoca el tetróxido de osmio, del cual ya hemos hablado anteriormente.

También se usa para conseguir una gran resistencia en los contactos eléctricos. Por supuesto, para conseguir esa resistencia se usan diferentes aleaciones que permiten obtener esa gran resistencia.

Aunque no suele ser tan común, también se usa para producir aleaciones dentro de los subgrupos de platino.

El osmio tiene una gran demanda para fabricar filamentos incandescentes y en ocasiones también se suele usar como catalizador.

A través del tetróxido de osmio se pueden detectar huellas dactilares con gran facilidad.

Finamente, el mundo de la joyería cada vez está demandando más el osmio. Este metal se suele combinar con otros metales como la plata, el oro o incluso el titanio. Se usa principalmente para aportar un plus de dureza a las joyas y así conseguir aportar una mayor resistencia al uso y al paso del tiempo. Es verdad que no en todos los países se usan, pero cada vez más países se están sumando a la moda, siendo los principales China e India.

Por supuesto, el osmio se sigue investigando para ver si se puede aplicar para más usos. Pero los mostrados anteriormente suelen los destinos principales para este metal.

Efectos del osmio en la salud

toxicidad del osmio

Hay que tener claro que el osmio tiene una gran toxicidad, lo que quiere decir que estamos hablando de un elemento muy peligroso para nutra salud.

Hay que tener en cuenta que si la concentración del aire baja puede provocar daños cutáneos, daños pulmonares y sobre todo daños oculares. Por este motivo, solo se recomienda usar el óxido de manera individual a través de un equipo químico de alta protección para evitar sufrir esos daños.

Es importante saber que el tetróxido de osmio puede ser absorbido con gran facilidad por el cuerpo y en consecuencia sufrir los daños anteriormente mencionados. Normalmente la inhalación se realiza a través del vapor a la hora de respirar, pero también puede ser a través de un aerosol o a través de la ingestión.

Se corre gran riesgo de inhalar el osmio cuando la temperatura del ambiente es igual o superior a los 20 grados, de aquí que siempre haya que trabajar con mucha precaución para evitar sufrir daños importantes en nuestra salud.

La inhalación de osmio se nota con una sensación de quemadura. Pero también se nota con dolor de cabeza, tos, problemas a la hora de respirar y sobre todo problemas a la hora de ver correctamente. Estos síntomas no tienen que aparecer en el mismo momento de inhalar el osmio, sino que se pueden retrasar. Por este motivo, si se trabaja con este material y posteriormente se sufren estos síntomas, siempre hay que comunicar a los especialistas el contacto con el osmio. Así sabrán rápidamente cual será el problema y será más fácil ponerle solución.

El osmio también presenta riesgos químicos. Hay que recordar que los vapores producen calor. Si a esto sumamos que es un fuerte oxidante, esto puede hacer una reacción al contacto con otros combustibles. Por supuesto, en contacto con el ácido hidroclórico provoca un gas tóxico de cloro, el cual es realmente peligroso para la salud de la persona que pueda respirar ese gas.

El contacto prolongado con el osmio puede provocar un lagrimeo en la persona. Esto se debe a que es muy corrosivo para los ojos. Por supuesto, también puede provocar un edema pulmonar, ya que afecta al tracto respiratorio de manera importante. Pero lo peor es que si esa exposición es elevada, no es que tengamos problemas a la hora de respirar, sino que directamente provoca la muerte.

Como puedes ver, el osmio tiene que ser manipulado siempre con material profesional para evitar que en sus trasformaciones nuestra salud pueda correr riesgo. Para conseguirlo, el personal siempre tiene que estar equipado correctamente para evitar cualquier tipo de problema de salud.

Gracias por compartir

¿Te gusta Metales.info?

Suscríbete al boletín y compartiré contigo lo último del blog además de novedades en exclusiva del mundo de las materias primas. Sin spam, por supuesto

Gracias por suscribirte

Algo salió mal

Deja un comentario

¿Te gusta Metales.info?

Suscríbete al boletín y compartiré contigo lo último del blog además de novedades en exclusiva del mundo de las materias primas. Sin spam, por supuesto

Gracias por suscribirte

Algo salió mal